9.10.11

Desahogo


Nos pasamos la vida conociendo gente nueva. Muchas de esas personas no pasan a otra fase de nuestras vidas, se quedan ahí, aparte, y como mucho pueden optar al puesto de conocidos. Y hay muchos tipos de conocidos: conocidos en la guardería, conocidos en el colegio, conocidos de conocidos, conocidos en el instituto, conocidos por redes sociales, conocidos en una noche de marcha, conocidos en la universidad... Así a lo largo de nuestra vida nos aprenderemos miles de nombres que con el tiempo olvidaremos. En cambio, hay otras personas que aparecen para quedarse en tu vida, y te aferras a ellas brindándoles confianza, cariño y respeto; esas son tu familia, con la que puedes contar para todo y más y que te conocen desde que estabas en el vientre de tu madre, y tus amigos.

Los amigos y amigas son esas personas que comienzan siendo conocidos y, por alguna razón u otra, un día pasan de la categoría "conocidos" a la categoría "amiga". Esas personas son con las que nunca malgastas el tiempo, porque el tiempo empleado en estar con ellos ya es tiempo bien aprovechado. Para mí una amiga es aquella que te escucha aunque no le interese nada lo que le estás contando y se aburra, te dice todo aquello que no quieres escuchar y lo que quieres escuchar también, te respeta, te defiende aunque a veces no tengas la razón, te consuela en tus días negros y confía en ti para todo lo que sea.

Hay veces que una se equivoca empleando una etapa de su vida y confiándole todo a una persona que quizás no lo merezca. Un "buen" día te das cuenta de que esa persona te ha fallado y ya todo se te viene a bajo. Con lo difícil que es entregarle toda tu confianza a alguien con la que crees que puedes compartir tu vida, ya sea pareja sentimental o amiga... Viajas hacia el pasado y ves lo que antes no veías, o no querías ver. Y te sientes engañada, como si todo ese tiempo hubieras tenido una venda los ojos que te impidiera ver la realidad. Realmente es un sentimiento asqueroso, no puedes dejar de pensar en eso.

Muchos optan por desterrar a esas personas de sus vidas y seguir pa'lante, valorando aún más a aquellos que nunca les han fallado. Otros eligen perdonar y empezar de cero, como una herida que se cura y no deja cicatriz.

Pero ahora viene la pregunta estrella: ¿Realmente somos capaces de perdonar, olvidar y no desconfiar nunca más de esa persona?




Me encantan estos look de Keira Knightley.

4 comentarios:

  1. Muy lindo lo que escribiste, es verdad, siempre perdemos en el tiempo personas que alguna vez fueron casi lo suficientemente importante para el aprendizaje pero bueno, la vida es así, por algo quedan atras. Un beso linda

    ResponderEliminar
  2. Hola, preciosas letras van desnudando la integral, pura belleza de este blog, si te gusta la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos de sol...

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa:
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío...
    http://todoeldiadecompras.blogspot.com
    Un saludo

    ResponderEliminar